13 signos de un Wali (amigo De Dios) ¿Eres uno de ellos?

Comparta esta información

El plural de “Wali” es “Awliya”. Es una palabra árabe que significa amigo. Awliya Allah, por lo tanto, significa Amigos de Dios Todopoderoso. Hacerse amigo de Dios no es algo que simplemente haces. Dios honra a ciertas personas; algunos de nacimiento y otros debido a sus hechos. Aquí hay algunas características de los Awliya.

Aman a Dios

Obviamente, toda persona quiere el amor de Dios, o debería decir que necesita el amor de Dios. ¿Pero cuántos de nosotros estamos dispuestos a amar a Dios? Los Awliya son personas que realmente aman a Dios. No porque ÉL pueda castigarlos o porque ÉL sea más poderoso que ellos. Simplemente lo aman por ser Dios. Siempre quieren que ÉL esté satisfecho con ellos. El Corán dice: “Y los que creen están desbordados en su amor por Dios” (2: 165)

 

Te recuerdan de Dios

El Hadith informa que cuando se le preguntó al Profeta (pbuh) sobre las características de los Awliya, declaró: “Cuando alguien mira a esas personas te recuerdan sobre Dios”. (Nawawi e Ibn Majah). En pocas palabras, su sola presencia puede hacerte aumentar en fe.

 

No tienen pena ni miedo

“Ciertamente, los amigos de Alá no tienen que temer y no estarán tristes”. Yunus:62

“Recibirán la buena nueva en la vida de acá y en la otra. No cabe alteración en las palabras de Alá. ¡Ése es el éxito grandioso!” Yunus:64

 

Tienen respeto cuando escuchan los versos de Allah

“Son creyentes sólo aquéllos cuyos corazones retumban a la mención de Dios, que, cuando se les recitan Sus aleyas, éstas aumentan su fe, que confían en su Señor, que hacen sus rezos y dan limosna de lo que les hemos proveído. Éstos son los creyentes de verdad. Gozarán de elevada categoría junto a su Señor, de perdón y generoso sustento”. Al-Anfal: 2-4

 

Constantemente se arrepienten de sus errores

Los amigos de Allah se arrepienten constantemente de sus pecados. No subestiman ningún pecado por pequeño que parezca, y temen profundamente cuando sienten que han hecho algo malo.

 

Recuerdan constantemente a Dios

Los amigos de Dios reflexionan mucho y son muy conscientes de su creador. El sagrado Corán dice: “Aquellos que creen, y cuyos corazones encuentran descanso en el recuerdo de Dios, en verdad, en el recuerdo de Dios, los corazones encuentran descanso”. Sus corazones están unidos a Dios.

 

No hablan mucho

Somos contados por cada palabra que pronunciamos. Es por eso que las personas que están muy cerca de Dios no participan en la conversación. Solo hablan cuando es necesario y dicen la verdad. En su silencio, están recordando a Dios.

 

No comen mucho

Para una persona que constantemente recuerda a Dios, la muerte, el día de la resurrección, el cielo y el infierno tienen estas como sus prioridades y no la comida. Esto se debe a que tienen se mantienen ocupados haciendo obras meritorias para Dios en lugar de apetito por comer, se encuentras mas ansiosos por hacer el bien y ganar el paraíso.

 

Aman por la causa de Dios

Los amigos de Dios solo aman lo que Dios ama y odian lo que Dios odia. Sus amigos son los piadosos y también temen al castigo de Dios. No hacen mala compañía en absoluto. De hecho, es mejor para ellos estar solos que tener una compañía que no sea por el bien de Dios.

 

Son caritativos

Los amigos de Allah son muy generosos. Dan y guardan poco para ellos, pero no son extravagantes.

 

Son concientes de Dios

El sagrado Corán dice: “Los que han aceptado la fe y son conscientes de Dios”. (Sura Yunus 10:63). “Oh, ustedes que han creído y tienen conciencia de Dios, Él les otorgará un criterio y les quitará sus fechorías y los perdonará. Y Dios es el poseedor de una gran recompensa.” Al-Anfal:29

 

Realizan actos de culto más allá de los obligatorios

Los Awliya no solo realizan la oración obligatoria, sino que hacen un esfuerzo adicional. Se sienten emocionados de llevar a cabo buenas obras porque disfrutan de agradar a Dios. De hecho, los Awliya son bien conocidos por ayunar y pasar la noche adorando a Dios. Según un hadit qutsi, Allah dice: “Mi esclavo sigue acercándose a mí por medio de actos de adoración supererogatorios (nawafil) hasta que lo amo”.

Comparta esta información