Primeras palabras sobre Islam

Quizá la mayoría piense que el Islam es una religión de árabes y ajena a los pueblos como México, pero se sorprendería de saber que por el contrario, no es una religión nueva, pues tiene ya más de 14 siglos y sus raíces son las mismas que para los judíos y los cristianos, de hecho no hay musulmán que no crea en los profetas desde Adán hasta el Profeta Jesús, la paz sea con todos ellos, sólo que los musulmanes además creemos en el último de los profetas y mensajeros que Dios mandó para la humanidad, que es el profeta Muhammad, castellanizado su nombre se conoce por Mahoma, aunque de forma correcta se dice Muhammad ya que es un nombre propio, paz y bendiciones de Dios sean para con él.

 

Usted se preguntara quien es el profeta Muhammad, puesto ni judíos, ni cristianos lo conocen, si como decimos que el Islam tiene los mismos orígenes, entonces porque no es conocido en ambas religiones tanto la judía y la cristiana. Bien, quizá para los cristianos se un poco más entendible eso del no reconocimiento de otro profeta dado que les pasa lo mismo a ellos con respecto al profeta Jesús, la paz sea con él, pues los judíos no le reconocen como tal. El porqué sucede esto, no es propósito de este escrito, sin embargo si le diremos que en la Biblia se hace mención varias veces del profeta Muhammad, daremos más adelante las pruebas de ello, pero por el momento solo queremos asentar que el Islam no es una religión nueva o antagónica con el judaísmo o cristianismo, sino en esencia la continuación de la revelación divina, así como sucedió con el Tora, le continuaron los Salmos y después los Evangelios, a los Evangelios le sucedió El Corán, libro sagrado para los musulmanes pues es la última revelación que Dios dará a la humanidad. Así pues el Islam es la continuidad y reafirmación de las enseñanzas de todos los profetas que son reconocidos por estas tres religiones.

 

Lingüísticamente hablando Islam viene de la raíz árabe slm que significa Paz, la mayoría de los musulmanes decimos que además significa sometimiento a la voluntad divina, pero lingüísticamente en español no es muy correcto, pues someter implica humillación y Dios no quiere humillarnos, aquí más bien decimos que es aceptación o rendición, por libre elección, a las normas y leyes que Dios nos ha decretado, las cuales son para alcanzar una vida en Paz. Es como por ejemplo, si una persona quiere jugar beisbol tiene que “someterse” a las reglas del juego pues sería expulsado si jugara con las reglas del basquetbol, pero en cualquiera de los juegos o deportes no es la finalidad de las reglamentaciones humillar al jugador, por tal razón decimos que aceptamos las reglas del juego. Así con el Islam, cuando aceptamos dicha revelación por fe en Dios, por ende aceptamos sus designios para con nosotros. Toda aquella persona que acepte las revelaciones de Dios (Al.lah) y acepte al profeta Muhammad puede considerarse musulmán, claro dicha aceptación debe ser con sinceridad, con conciencia y entendimiento de quien es Dios y el profeta Muhammad, paz y bendiciones.

 

bellydance_no_es_islam

 

Así pues, el Islam contrario a lo que nos dicen en noticieros o show televisivos, es una religión de Paz, es la religión con orígenes en las otras dos religiones monoteístas y como tal también es para toda la humanidad, no es una religión exclusiva de árabes, quienes incluso son minoría de población comparada con toda la población musulmana mundial. El Cristianismo, por ejemplo, también tiene raíces en las enseñanzas de profetas que vivían en la misma área del planeta, llamada en la actualidad medio oriente, nadie por ejemplo dice a un cristiano que su religión es de árabes o solo para gente de medio oriente, con los judíos también sucede lo mismo, aunque hay judíos que nunca han pisado medio oriente pues han nacido y muerto fuera de esa área, nadie se atreve a decir a un judío que no siga su religión porque él nació o vivió en por ejemplo, Francia o México.

 

Es tan autentico ser musulmán en México, Colombia, Argentina, USA, como lo es ser cristiano. Todo musulmán, como hemos dicho, es aquella persona que sigue El Corán (las revelaciones últimas de Allah) y cree también que Muhammad es el último de los profetas de Dios, cuando se pronuncia esta testificación de fe, uno se convierte en musulmán, es simple, pero nada superficial, pues uno asume un compromiso para con El Creador, para con los demás y para con uno mismo, por ello se debe hacer de forma completamente consiente, sin mentir y sin que nadie lo obligue El Islam quizá atrae a muchos que lo piensan como la cultura de los árabes, hay sin duda quienes les atrae por los ritmos musicales de los árabes, los bailes, la vestimenta que miramos en películas e incluso el famoso baile árabe o los adornos de la ropa, los tatuajes con pintura vegetal o la comida, sin embargo debemos decir que nada de ello es propio de los musulmanes, sino más bien de la cultura árabe en particular, por ejemplo, el baile exótico de los árabes, no es islámico, mucho menos la forma de vestir de dichas bailarinas, lo cual dista mucho de lo que es un musulmán, esto no quiere decir tampoco que los musulmanes seamos personas aburridas, no, por el contrario somos personas que compartimos, convivimos, tenemos fiestas y vivimos de forma tan moderna o sofisticada como cualquiera, claro basados en nuestras creencias.

 

Tampoco tiene nada que ver con los actos delictivos que nos muestran en TV, es innegable que en nombre de la religión, la gente haga atrocidades, pero esto pasa tanto en el Islam como en cualquier otra religión pues en todos lados existen buenos y malos practicantes.